¿Porqué es importante detectar la depresión materna?

«Capítulo de psiquiatría de enlace» por la Dra Silvina Foks

Según estudios prospectivos en el embarazo, en los que se realizó un seguimiento de madres y niñas/niños hasta la adolescencia, la enfermedad mental materna pre y post natal puede tener consecuencias negativas sobre el desarrollo cognitivo, conductual y psicológico de la niña/niño
(Clinical obstetrics & Gynecology 455 Volume 52 number 3, 441 2009).


¿Cuáles son lo síntomas de la depresión en el embarazo?

La depresión puede aparecer lentamente y los síntomas ser diferentes para cada persona. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Cambios en el apetito: ya sea comer demasiado o tener poco interés por la comida
  • Cambios en el sueño: problemas para conciliar el sueño o dormir demasiado
  • Fatiga o falta de energía
  • Sentimientos de gran tristeza, falta de esperanza y que nada tiene valor
  • Llorar sin una razón
  • Sentir poco interés o placer en cosas que solía disfrutar
  • Los indicios que estarían más relacionados con la depresión en el embarazo serían: la anhedonia marcada (dificultad para experimentar/sentir placer), los sentimientos de culpabilidad, la desesperanza y la falta de interés en el embarazo.

Postparto

Se define posparto al período particularmente vulnerable de la madre debido a los cambios hormonales y al estrés de hacerse cargo de un nuevo hijo o hija.


¿Cuál es la diferencia entre el baby blues y la depresión posparto?

Baby blues

  • Forma leve de depresión postparto
  • La prevalencia es de un 60-80% de las puérperas
  • Comienza entre el primero y tercer día después del nacimiento con un pico entre el quinto y séptimo día
  • Remite en forma espontánea a las 2 semanas
  • Entre sus síntomas se puede mencionar: labilidad (es decir, inestabilidad, fragilidad)  insomnio, irritabilidad, fatiga, tendencia al llanto y ansiedad

Depresión posparto

  • De acuerdo al estudio antes mencionado la prevalencia de la depresión postparto es del 25% de las mujeres
  • A menudo pasa inadvertida
  • Afecta hasta un 24% en las mujeres que han tenido una depresión previa
  • Hay probabilidades de caer nuevamente en una depresión posparto si ya tiene antecedentes en un parto previo
  • Existe una probabilidad del 20 al 50% si hay un trastorno bipolar y de un 70% si tuvo una psicosis puerperal previa.

Algunos de los síntomas de la depresión postparto incluyen:

  • Sentimiento de no sentirse capaz de cuidar a su bebé
  • Ansiedad extrema o pánico
  • Problemas para tomar decisiones
  • Sentirse triste
  • Sin esperanza
  • Sentir que no maneja los sentimientos o que carece de ellos

Depresión posparto y niñez

Las niñas y niños expuestos a la depresión materna perinatal (embarazo y posparto) tienen niveles más altos de cortisol que las niñas y niños de madres que no estuvieron deprimidas.  La “hidrocortisona” es una hormona esteroidea o glucocorticoide producida por la glándula suprarrenal que se libera como respuesta al estrés y a un nivel bajo de glucocorticoides en la sangre.
Estos hallazgos  continúan durante toda la adolescencia y predisponen a una vulnerabilidad psicopatológica.
El tratamiento de la depresión durante el embarazo parece ayudar a normalizar los niveles de cortisol en el niño/niña.
La depresión no tratada durante el embarazo es uno de los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de depresión posparto.